h1

Los Cholacos, una familia muy corriente

21 julio, 2003

Los Cholacos son una familia normal y, sobretodo, corriente, que viven en una casa en la montaña. El día amaneció nublado. Papá Cholaco fue el primero en despertarse y en darse cuenta de que se avecinaba una tormenta.

– Riiiichaaaaaaaaaaaal! Adespiertaaaaa, que va a lloveeer! Y adespierta también a la maaama!

El Richal despertó a la Mama y a la Débora, su hermana. La situación era crítica. La casa estaba situada a escasos metros de una central nuclear, cosa que les gustaba mucho a los Cholacos. Muchas noches se iban al río a ver el magnífico espectáculo de los peces fluorescentes que había allí. En las noches de mucha calma, se podía oír el bello graznido de las truchas.

Una vez reunidos en el comedor, papá Cholaco informó sobre la situación.

– A vel, familia, una de dos: o a la abuela le han rugido las tripas, o eran truenos. Por si acaso, nusotro nos vemos a de ir corriendo pa’l refugio. Hoy lo vamos a de estrenar.

El refugio consistía en dos tiendas de campaña a 30 metros de la casa. Desde que cayó el primer rayo en la casa hacía cuatro años, en cinco ocasiones más habían sufrido descargas. Todas ellas habían incendiado la casa. Finalmente, tras el último rayo caído, habían decidido construir el refugio.

– A menos mal que habemos encontrao este refugio mu bien de precio en el carrefú. – Solía decir papá Cholaco, convencido de que aquellas tiendas de campaña sería la solución a las noches de tormenta.

Pero poco le duró la alegría a los Cholacos. Apenas 10 minutos después de que hubo empezado la tormenta eléctrica, un rayo partía en dos una de las tiendas de campaña, y la Débora, tendida en el suelo con la boca abierta, sufría repetidas convulsiones. El rayo le había alcanzado justo en la boca.

– Vaaaálgame! – Gritó papá Cholaco a la Mama. – Mira que te he dicho cienes y cienes de veces que no era buena idea de ponerle aparatos en los dientes a la Débora!!!

Para una versión más exacta de los hechos, Los Tcholakov, perseguidos por los rayos

2 comentarios

  1. ai ai ai endebé que cosa nus trael señol, pozí a los cholakos estos los conosemus de tua la vía, si nos lus ancontramos cada diomingo en la suficie comercial, que van allacargar la flagoneta de miñuelos de bacalao, ques lunico que pué comer la Devora des que yeva los yerros en la voca yel padre ase almarios de madera ha medida

    eso va vel sío un satelite destos que enganchan con esos que se meten al chas a hablar col lurdinador, deso que camvian d’emisora con la iternel, ca peato to, yaveras sino

    sullo atentisimo, el vesino los cholakos


  2. Ja, chaaaacho… ¿qué lis pasa a los tus comentarios que no si quedan con mi jerol?
    Y mira que pongo en buen prefil pal afotografía.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: