h1

Entornao por minivacaciones (1a. parte)

18 agosto, 2003

Esto es lo que debería haber puesto antes de irme, para avisar que iba a estar unos días sin postear. Pero mira, uno que no tiene muchas luces, pues no se acordó.

Me he ido de fin de semana largo a Málaga, en coche, con dos amigos. Es curioso lo que 10 horas encerrados en un espacio pequeño puede causar a años y años de amistad. Hay tres factores que pueden enviar al garete una amistad.

El primero de todos es el sitio del coche que escogemos. Por norma general, todo el mundo quiere ir en el asiento del copiloto, o en su defecto, en cualquier sitio excepto al lado del que se marea y vomita. Primera pelea. Y ésta deriva directamente en el segundo factor: la radio. Quien maneja la radio del coche, es el puto amo. Ni Chayán ni Camela ni hostias. En el coche se escucha lo que al copiloto le salga de las pelotas. Si el viaje dura 10 horas, sobre la octava el copiloto suele mostrar síntomas de bondad y deja poner otra música que no sea la suya, para acto seguido quedarse dormido. Y el tercer factor de discusión es el mapa. ¡Qué daño está haciendo el señor Michelín y el señor Campsa a la juventud, con esas guías de carreteras tan maravillosas

– Creo que deberíamos ir dirección Gijón.
– Vamos a ver, tonto, ¿tú sabes por dónde queda Málaga?
– Más o menos.
– Pues cerca de Gijón no, ya te lo digo.
– Vamos a ver, ¿Quién coño lleva el mapa? Yo, ¿no? Pues te callas.

Normalmente, el grado de mosqueo entre amigos que se van de viaje es directamente proporcional al número de días que tienes que pasar con ellos.

Otros factores de riesgo son: la temperatura del aire acondicionado (¿por qué en todos los grupos de amigos hay siempre un friolero y un acalorado?), el espacio del asiento trasero que le pertoca a cada uno (”¿Te puedes echar un poco más a la izquierda?” “¿Más? Pero si me tiro un poco más hacia el lado y me salgo por la ventanilla!” “¡Serás mamón! Si tienes más espacio que yo!”), etc.

Pero el viajar en coche con amigos, a pesar de todo, tiene sus cosas buenas. Mañana las explico, que no me acuerdo muy bien.

2 comentarios

  1. Discusiones solo comparables con lo que es una madre de copiloto… creo que podras sacarle jugo a eso tambin.


  2. Lo de poner Camela en la radio creo que est relacionado con marearse y vomitar, o directamente vomitar. En tal caso, el asiento al lado del que vomita quedar libre pues el que quera escuchar msica cholil debera ubicarse en el maletero. A grandes males, grandes remedios :PP



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: