h1

23 octubre, 2003

Einstein, Bell, Edison… Grandes genios que han marcado la vida moderna, pero todos ellos son unos pardillos si los comparamos a la obra de Venancio Méndez, nuestro más internacional inventor. Venancio Méndez es un nombre que nadie recuerda (igual que misteriosamente nadie se acuerda del gran compositor Johann Gambolputty de von Ausfern- schplenden- schlitter- crasscrenbon- fried- digger- dingle- dangle- dongle- dungle- burstein- von- knacker- thrasher- apple- banger- horowitz- ticolensic- grander- knotty- spelltinkle- grandlich- grumblemeyer- spelterwasser- kurstlich- himbleeisen- bahnwagen- gutenabend- bitte- ein- nürnburger- bratwustle- gerspurten- mitz- weimache- luber- hundsfut- gumberaber- shönedanker- kalbsfleisch- mittler- aucher von Hautkopft of Ulm).

El caso es que Méndez inventó el portamonedas playero con una brújula en la tapa. Todos hemos tenido uno. ¿Quién no se ha perdido alguna vez en el trayecto entre la orilla y la toalla y ha tenido que orientarse con una brújula?

Hasta el año 1987, cuando un coche iba circulando sin luces, de noche, por una autopista, la única forma de avisar al conductor era adelantándole, ganarle 2 kilómetros de distancia, parar el coche en el arcén, tumbarse enmedio de la carretera y cuando el conductor se paraba a socorrernos le decíamos “Ah no, tranquilo, estoy bien, pero es que tienes las luces del coche apagadas…”. Gracias a Venancio Méndez, esta maniobra es mucho más fácil: él inventó el gesto que hacemos (con los dedos estirados, “abrimos y cerramos las manos) cuando vemos un coche sin luces. Seguro que alguna vez os habéis preguntado: “Me cago en la puta, ¿qué coño debe significar este puto gesto, pero que todo el jodido mundo entiende?” En ese caso, deberían cuidar su lenguaje, caballeros.

El último gran invento de Méndez fue el que más dinero le dio, pero también le llevó al suicidio: el llavero con forma de moneda de 100 pesetas para el carro del Carrefour. A Méndez lo mató el euro. Con el cambio de moneda, su último invento se iba al garete. Estuvo seis meses pensando una alternativa, día y noche, pero se le adelantaron. Un señor bajito y con bigote inventó el llavero con forma de moneda de 1 euro. No pudiendo soportar el no haber tenido él aquella fenomenal y original idea, Méndez planeó su suicidio. Plantó unas semillas de roble en su jardín, puso una cuerda encima y el otro extremo en su cuello, y se puso a regar las semillas día y noche. 2 años después, encontraban el cuerpo de Méndez colgando de un roble en su jardín.

6 comentarios

  1. Esto puede parecer un poco repetitivo e igual te agobia, pero… ¡GENIAL! (una vez más)
    Ah, y tienes la misma colcha en la cama que mis suegros. ¿Off-topic? Sí, por todo el morro.


  2. Se echan de menos algunos datos biográficos sobre este importante inventor,ya sea en forma de links o bibliografía comentada. De todos modos agradecemos su esfuerzo en presentarnos el trabajo de Don Venancio con vistas a la próxima edición de los premios de la Academia.
    Atentamente:
    Björg Swedengorg. Presidente de la Fundación Alfred Nobel


  3. Siento decirte, Él, que tus suegros se tapan con un mantel. Comprales un edredón en condiciones, hombre!

    Y Señor Swedengorg, yo también estoy de acuerdo en que falta bibliografía, pero como ya dije, se trata de un personaje injustamente olvidado… Pobre… Mmm… este… cómo se llamaba…


  4. ¡Qué bueno, alguien que es freak del Monty Pythons Flying Circus, como el menda! Y además, freak, frrrreak, porque… ¿cómo si no te ibas a acordar del nombre del profesor Johann Gambolputty de von Ausfern- schplenden- schlitter- crasscrenbon- fried- digger- dingle- dangle- dongle- dungle- burstein- von- knacker- thrasher- apple- banger- horowitz- ticolensic- grander- knotty- spelltinkle- grandlich- grumblemeyer- spelterwasser- kurstlich- himbleeisen- bahnwagen- gutenabend- bitte- ein- nürnburger- bratwustle- gerspurten- mitz- weimache- luber- hundsfut- gumberaber- shönedanker- kalbsfleisch- mittler- aucher von Hautkopft of Ulm, eh?

    Un saludo.


  5. Ésto es tan impresionante que no sé que decir.
    – –
    ( o o )
    0


  6. Esos símbolos extraños al final de mi mensaje querían ser una cara, pero tu página no ha querido sacar la foto. :)



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: