h1

La Pasión

9 abril, 2004

Hay dos tipos de Pasiones que no aguanto ni que me apunten con un revólver: uno es la Pasión en sentido religioso. La otra es la TelePasión que cada nochebuena nos ofrece TVE (mataría a Ramonchu García sin ni tan sólo pestañear).

Sin embargo me gustaría hablar de la primera. Durante tres años he asistido a las procesiones de semana santa de Málaga. Como tradición me parecen espectaculares. Como manifestación religiosa me parece deplorable y ridícula.

¿Qué diferencia hay entre llamar “Guapaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!” a un maniquí vestido de virgen y decir “Chocheteeeeeeeeeeeeeeeeeeeee” a una muñeca inflable? Por lo segundo yo he sido acusado de enfermo. Por lo primero, de creyente acérrimo (para el caso, es lo mismo). Una curiosidad que siempre he tenido: qué tienen las vírgenes y los cristos que salen de procesión debajo de las ropas? No se me escandalice nadie, que cuando hemos tenido una Barbie en nuestras manos, lo primero que hemos hecho ha sido desnudarlas.

Retomemos la pregunta: ¿Qué diferencia hay entre llamar “Guapaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!” a un muñeco de plástico y que un Obrero de la construcción grite a una mujer “Chataaaaaaaaaaaa, dime quién es tu ginecólo que le chupo los dedos!!”. Yo creo que en el fondo, todo se reduce a lo mismo.

En las procesiones (así como en el resto de rollos bíblicos y tal) hay un personaje que me apasiona. San José, ese gran olvidado. ¿Por qué nadie saca en procesión a San José, pero sí a su mujer y a su hijo? Yo creo que es el propio José que no quiere salir esos días. No debe ser muy gratificante ver cómo una multitud piropea a la mujer con la que te casaste y con la que tuviste un hijo pese a no haber tenido relaciones sexuales con ella. Y el tío en sus trece, pensando que es virgen.

Me hace gracia también la “religiosidad” muchos de los que acuden a ver las procesiones. Durante el ratito que ven al santo desfilando por delante de ellos, son las personas más beatas del mundo, se emocionan, se ponen serios, incluso rezan. A la que el ninot gira la esquina:

– Bueno, vamos a emborracharnos y destrocemos el mobiliario urbano.
– Eso, a ver si a base de alcohol consigo follarme a la Jenny.

Pero siempre hay uno en el grupo más creyente que los otros:

– No tío, no te puesdes tirar a la Jenny, que en Semana Santa no se puede comer carne.
– Mmmmh, bueno, el nabo es un vegetal, no? ¡Perfecto!

Y lo más indignante de todo: en semana santa el Canal Plus no pone peli porno.

5 comentarios

  1. San Jose ya estaba muerto cuando Cristo fue cruzificado… por eso no sale en las procesiones… por que no podia estar!!!

    Tienes que repasar los libros de historia cristina e ir un poquitin mas a misa… Solo los domingos por la mañana… ;)


  2. Historia Cristina? La única Cristina que conozco es mi vecina la maciza y me sé toda su vida al dedillo (y lo del dedillo va con segundas; desde mi ventana veo su habitación y lo que hace en su intimidad).


  3. hay un tipo que ha superado la “cutrez” del ramon garcia ese… el nuevo presentador del 1, 2, 3!!!


  4. Yo creo que no echan a Ramonchu de TVE por la fuerte presión de la Asociación Protectora de Animales: si Ramón García se va a la calle, las vaquillas de su programa también.


  5. A quien no sacan en procesión tampoco es a Barrabás (nombre de malo tenía el tío…), ya que por él y por haber sido él elegido como indultado es por lo que se procesiona la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo… y amen…



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: