h1

Higiene

16 julio, 2004

Tengo un problema (si sólo fuera uno…). Y es que a veces ser higiénico puede dar una imagen de guarro peor que el que se come las uñas en público de la persona que tiene sentada al lado.

La señora que me despierta y me manda a comprar el pan cada día (o sea, mi madre. lamadme desconfiado, pero a mí nadie me ha enseñado ningún vídeo en que se le viera pariéndome) me enseñó de pequeño a lavarme las manos después de ir a mear porque era peligroso si no lo hacía. Pero vamos, también me de dijo que las pajas me dejarían ciego y apenas tengo 19 dioptrías por ojo. El caso es que, como el 90% de la poblasción masculina, no me lavo las manos después de mear. El problema es cuando estás en clase, en una reunión importante, o incluso en un bar, y vas a mear. Como estoy en un sitio público pienso que es mi deber lavarme las manos, para aparentar unos modales y una clase que, obviamente, no tengo.

Ese es el error. La gente no me mira pensando “Córcholis! Qué tipo tan educado!”, sino más bien: “Dios! Qué asco! Ese tío se ha meado las manos!”. Puede que peque de paranoico, pero cuando me lavo las manos en un lavabo público la gente que sale o entra al lavabo y me ve arruga la nariz en un gesto de desaprobación.

Es por esto que he inventado el Fabuloso Método Cap0 Para Evitar Lavarse Las Manos En Los Lavabos Públicos. El kit consiste en dos moldes de escayola para cada una de las manos (Tenemos el Pack de Tres moldes, sólo de venta en Chernobyl y alrededores). Antes de entrar a un servicio público, deberemos colocarnos los moldes en las manos, dando a entender que hemos sufrido un accidente y tenemos ambas manos imposibilitadas. Una vez preparados, nos debemos colocar delante de un urinario y poner cara de circunstancias, mirando nuestra bragueta e intentando abrirla inútilmente con nuestras manos escayoladas. Aún no he probado el sistema, pero el ser humano es bondadoso y seguro que alguien se presta a bajarnos la bragueta y aguantarnos el miembro. No debemos olvidar decir “Ya” una vez acabada la expulsión para que nuestro ángel de la guarda nos la expulse tres veces (es de suma importancia no disfrutar demasiado de este momento).

Así de fácil, amigos. Con el Fabuloso Método Cap0 Para Evitar Lavarse Las Manos En Los Lavabos Públicos no sólo evitamos la duda existencial de si debemos lavarnos las manos o no, sino que pasamos el problema a otro. No conseguirá el Fabuloso Método Cap0 Para Evitar Lavarse Las Manos En Los Lavabos Públicos en tiendas, sólo llamando a mi número particular: el 7.

7 comentarios

  1. Sin mencionar que puedes fingir ceguera y entrar al baño de damas…


  2. ja ja ja…


  3. Un ciego, incapacitado… en el baño de señoras…. uiuiuiuiuiiiii


  4. La gente siempre piensa mal :(


  5. Nuevo Invento fruto de Industrias cap0….neniño, has pensado en patentar todas estas cosas??? xDDD

    :****


  6. pues imagínate en el lavabo de mujeres. Porque los tíos teneis que tocaros para mear, pero las tías no tenemos contacto directo con la zona, usamos papel,que evita el contacto. Entonces si te lavas las manos parece que no hayas usado papel, y si no te las lavas tambien te miran mal v_v


  7. pero entrando en el baño de señoras, el punto de no disfrutar con la sacudida keda invalidado (al menos en alguno casos)



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: