h1

Buscando piso

13 octubre, 2004

Lo primero que tienes que hacer cuando llegas a Salamanca es bajarte del tren. Lo segundo decir estas palabras, en este mismo orden: “jarl, me cago en mi calavera, qué frío que hace”. Hasta aquí todo fácil. Pero lo siguiente es buscar piso.

La ciudad está decorada con papelillos de dos tipos: el de los fumetas que hay cada dos pasos y el de los carteles de anuncios de pisos. Uno provoca escozor a los ojos a causa del humo. El otro un escozor anal a causa de los precios. Aún así, necesitas un techo donde vivir (nunca entendí esta frase: yo lo que necesito es un suelo donde vivir, no un techo. Si tengo un techo y no un suelo me caería al vacío, ¿no?).

Decides ir a ver uno de ellos, el más barato.

– Mira, esta será tu habitación… Ay, no, perdona, esto es el armario empotrado al que llamamos “habitación doble”. El tuyo es ese rincón de ahí. Claro está que si decides quedartelo la cucaracha que está tumbada en la cama se iría. Siempre y cuando tengas cojones de echarla.

Conforme sube el precio, la habitación va mejorando: hay luz natural, puedes poner una mesita, la cucaracha tiene su propio colchón, etc.

Ayer, por fin, me decidí por una habitación en un piso compartido con estudiantes. Lo que en realidad se traduce como: Ayer no tuve más cojones que dar un riñón a cambio de un zulo rodeado de guarros (ojo, yo también soy estudiante).

9 comentarios

  1. jajaja, que dura es la vida madre! tu creyendo que te esperaba un hotel de 5 estrellas a un precio ridiculo!. Preparate bien preparao para los ceniceros rebosantes en el salón..las bolas de pelusillas invadiendo tu piso y haciendose cada vez más randes hasta parecer monstruos,preparate para coger los platos del armario de los limpios y comprobar que llevan el mismo aceite que antes de lavarlos. Como alguno se eche novia despidete de usar el salón. Que maravilla de germenes los que se acoplarán en tu taza del water y se pegarán a tu cucu cada vez que vayas a visitarles…

    Que sepas una cosa..no hay nada menos atractivo que un tio que comparte piso con otros estudiantes!jaja acabarás convirtiendote en parte de la familia basura de los fraguel!


  2. Que va hombreeee…si compartir piso de estudiantes es maravilloso….es casi casi como Sensación de Vivir, pero sin tanta gomina….con poner normas desde el primer día solucionado.Y las tareas a repartirse…..
    No hijo no, es todo broma…. no se le pueden pedir peras al olmo, un piso de estudiante es un piso de estudiante, ni más ni menos…y gemmita tiene toda la razón (con lo divertido que es ponerle nombre a las pelusas imaginándote que son mascotas ^^)
    :**


  3. Jajajajaja, vaya ánimos que le estais dando al pobre chico…pues nada majo, que suerte con las pelusas…y las cucarachas (qué ajco!).


  4. Siempre queda la opción de cebar a las cucarachas y utilizarlas como “pavo” para la cena de nochebuena… o en momentos de hambre apurada, cuando la nevera está vacía…


  5. Y cuando se meta el sol tendrás que salirte tú.
    Saludos, compadre.


  6. Se duerme mejor en clase, los pisos de estudiantes solo son para fiestorros


  7. Se duerme mejor en clase, los pisos de estudiantes solo son para fiestorros.


  8. Jajajaja, es la primera vez que te leo y me ha hecho gracia.

    Yo todavía recuerdo el escozor anal de la última vez que quise cambiar de piso, jajajaja.


  9. Animo xaval q las cucarachas van mu bien con una wena salsa cuando anda uno escaso!!



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: