h1

Morriña

18 octubre, 2004

Cuando hablo de “morrinha” no me estoy refiriendo a la nova brasileña de Reiziger… ¡No! ¡Un momento! ¡No te vayas! Ha sido un mal chiste, pero no se volverá a repetir, lo juro!

Hay dos situaciones en las que el ser humano no logra coordinar su mente y su cuerpo. Una es la diarrea (“por favor, caca, no salgas ahora, que estoy en una entrevista de trabajo importante!”). La otra es la morriña. Llevo 2 semanas fuera de casa (¿dónde habré puesto las llaves?) y ya empiezo a sentir nostalgia.

La morriña se define por ser ese sentimiento de tristeza cuando no disfrutas de aquellas cosas que detestas de la gente que quieres. Ayer, por ejemplo, estaba cenando con mis compañeros de piso. Uno de ellos comía un bocadillo de chorizo.

– ¿cap0? – me dijo Compañero 1.
– ¿Sí? – le miré, esperanzado.
– ¿Me pasas una servilleta?

Una lágrima me cayó mejilla abajo. “¿Qué te pasa?”, me preguntó. Mi hermano, cuando come chorizo, siempre me llama. Cuando me giro para contestarle, aprovecha para eructarme el chorizo en la cara, tragándome todo el olot. Pero claro, Compañero 1 no lo sabía y no lo hizo, causándome esa tristeza de saberme fuera de casa.

Pero como bien se recoge en el libro “Mamá tengo mocos: tratado sobre la morriña”, lo último que se debe hacer es reconocer tal estado. Uno debe hacerse el fuerte.

– Uy, me ha entrado un bicho en el ojo! – Le contesté a Compañero 1 al verme llorar, lo cual me causó más angustia, al relacionar “bicho” y “ojo” con el problema de lombrices de mi hermano.

Esa es otra máxima de la morriña: no puedes deshacerte de ella. No intentes pensar en otra cosa, porque siempre lo relacionarás con algún familiar. He hecho la prueba, usando tres palabras al azar:

1. Berberecho –> Mi madre hace un sonido angelical cuando sorbe el caldo de los berberechos.
2. Escoba –> Son utilizadas para volar por las brujas –> Mi suegra.
3. Orangután –> Papá.

Algunas relaciones, como véis, son más fáciles de hacer que otras.

Una solución para combatir la morriña es llamar por teléfono. Es muy efectiva, pero vuelve a aparecer la máxima de no reconocerla. Así que llamas:

– capit0! Qué tal, guapo?
– Ay, mamá, qué pesada eres, coño! No te dije ayer que bien?
– Pero…
– Es que ni a 2000 km vas a dejar de ser pesada???
– Pero si has llamado tú, capit0!
– Siempre dando la vuelta a la tortilla! Pesada! Que eres una pesada!

Y cuelgas.

Por último, se debe ir con mucho cuidado, porque la morriña puede hacerte hacer cosas peligrosas. Por ejemplo, yo echo mucho de menos a mi perrita. Ayer sin ir más lejos, no pude contenerme. Bajé a la calle y me puse a perseguir a todos los caminantes acompañados de perros, con el periódico La Razón en la mano. A la que un perro cagaba, allá iba yo, raudo y veloz, adelantándome al dueño, y recogía el flosco. Fue muy raro pelearme con alguien que gritaba “Suelta el ñordel de mi perro, pervertido!”.

Pero la morriña es lo que tiene.

5 comentarios

  1. jajaa, seguiras sin contarnos k drogas tomas para hacerte esas pajas mentales??
    Y si..efectivamente me pusiste caxonda..no es que esté más enferma que tu..simplemente estoy tan cansada de que los hombres sean tan previsibles en la cama..que ahora la unica manera de obtener un buen orgasmo es comiendome las tripas de un pepero o un opusiano por ejemplo.

    Pa que veas..quizás he desarrollado un TOC..pero me emociona pensar que poseo un comportamiento obsesivo-compulsivo..al menos algo tengo.


  2. oye.. TE PROHIBO que vuelvas a hacerme reir sin conocerme de nada, coño


  3. ¿Perdiste a tu perrita?

    Creo que si yo pierdo a mi perrito me da un ataque. En serio. Si la perdiste debes de estar muy triste, ojalá la encuentres.

    Muchos saludos.


  4. ¿Perdiste a tu perrita?

    Creo que si yo pierdo a mi perrito me da un ataque. En serio. Si la perdiste debes de estar muy triste, ojalá la encuentres.

    Muchos saludos.


  5. Ayy! Yo estoy a 2000 kilómetros de casa y lo único que me mitiga un poco la morriña es abrir una lata de mejillones y poner una muiñeira ; P



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: