h1

Ruptura

1 diciembre, 2004

Tercera y última parte de la biografía de los Capeatles, esa banda de rock que cambió la historia mundial. Hoy: su disolución.

A finales de esa década los Capeatles tenían todo lo que un hombre podía desear: sexo a diario y un grifo de cerveza en el dormitorio. Aparte de eso, cosechaban un éxito mundial. De hecho, eso no era lo único que cosechaban los cuatro Capeatles. A finales de 1968 fueron detenidos por cosechar drogas ilícitas en su jardin.

En esa época fue cuando Paul McCapo confesó su adicción a cierto tipo de sustancia: las uñas. Se mordía las uñas constantemente, las de ambas manos, ambos pies, las de la espalda (otro día explicaré el viaje de McCapo a Chernobyl)… Llegó hasta tal punto su adicción que se vieron obligados a dejar de hacer giras, ya que McCapo se comió las uñas de George Capisson, impidiéndole tocar su guitarra.

Muchos teóricos de los Capeatles, o al menos uno bajito, calvo y con gafas, aseguran que son varias las canciones que hablan de uñas, encubiertamente, en la discografía de los Capeatles. Por ejemplo, en “Soy adicto a comer uñas y me odio a mí mismo por ello” se intuye cierto aire de culpabilidad, que, dicen, podría estar relacionado con la adicción de McCapo. Pero esto no son más que conjeturas. Conjeturas y el petardo que me he fumado.

La carrera de los Capeatles se fue empañando con la aparición de la amante japonesa de John Cappon: Yocap0 Ono. Se conocieron en una exposición de arte, y cinco minutos después ya estaban fornicando en el guardarropas. Lo cierto es que Yocap0 cada vez se involucraba más en las grabaciones. La gota que colmó el vaso fue una que provenía de una botella de agua. Yocap0 Ono no calculó bien la capacidad del vaso, y esa gota lo colmó. En ese preciso Paul, George y Ringo, que ya no aguantaban más, estallaron. Lo pusieron todo perdidito de sangre.

Aquí concluye la historia de este gran grupo de rock, del que todos sin duda recordamos una o ninguna de sus canciones.

2 comentarios

  1. Espero con ansias el día que publiques la verdadera historia sobre los Rolling Cap0nes…


  2. ¿Quién echa de menos los buenos tiempos de Gomaespuma teniéndote a ti, cap0? ¡Genial!



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: