h1

El Che que llevamos dentro

5 diciembre, 2004

Mucha gente cree que las siglas de RENFE significan REd Nacional de FErrocarriles. Sin embargo, yo creo que corresponden a Revolucionarios ENojados en un FErrocarril.

Hace cuatro días subí en un tren rumbo a Madrid, para luego, desde allí, ir a Salamanca. A la hora de viaje, se para el tren. Nos dicen que hay problemas técicos. Hora y media después, nos dicen que un autobús nos llevará hasta Lleida, y allí cogeremos el AVE hasta Madrid. Llegamos a Lleida y vemos como en el horizonte el AVE acaba de irse. Nos dicen que tendremos que esperar en la estación hasta que llegue el tren que dos horas antes habíamos dejado estropeado.

Es en este preciso momento mágico en el que puedes ver a una dulce abuelita de 85 años gritando a una empleada de RENFE: “Maldita zorra, vas a desear no haber nacido”.

En estas circunstancias extremas, todos sacamos el revolucionario que llevamos dentro. Nos reunimos en grupitos para ir encendiéndonos unos a otros, y planificamos la estrategia:

– Pienso ir a las taquillas y exigir que me devuelvan el importe del billete.
– Pues yo voy a robar los auriculares que nos dan para oír la película.
– Lo que tendríamos que hacer es ir entre todos, coger a la azafata y violarla repetidas veces.
– Paco, cortate, que está tu mujer ahí…

Cada cinco minutos aparece un nuevo empleado de RENFE para darnos información. Los revolucionarios corren hacia ellos:
– ¡Aaaaah, tunantes! ¡No nos engañaréis! Vuestro plan es dejarnos en esta estación hasta morir por inanición, verdad?
– ¡Lo sabía! ¡Mi Paqui va a ser la única que sobreviva, ya que lleva años engordando como una foca! ¡Tiene provisiones para varios meses!
– A ver, señores, cálmense… El tren llegará a las 12:45…
– ¡Ajá! ¡Antes dijo que llegaría a las 12:40! ¡Camaradas! ¡Nos están engañando!
– ¡Linchémosle!
– ¡¡Ueeeeeeeee!!

Y cuando empezaba a estar orgulloso de ese sentimiento de compañerismo, esas muestras de solidaridad con los demás, llega el tren y se oye:

– Esperemos que no hayamos causado demasiadas molestias. A modo de disculpas, RENFE les obsequiará con un piscolabis y con el pase de la película “La vida es una tómbola”, de Marisol.

Los revolucionarios cambiaron de cara, y hasta alguno aplaudió.

– Al menos han servido de algo nuestras quejas.

Qué barato se venden: una bolsa de cacahuetes y una película de Cine de Barrio…

Lo más surrealista, y juro que es cierto, fue cuando alguien dijo:

– Tengo la negra… Ayer se va la luz en el aeropuerto del Prat y hoy se estropea el tren.
– Me cago en mi calavera… Entonces el gafe es usted. ¿No podría haber cogido otro tren?
– Señora, aquí la gafe será usted.
– Yo no he estropeado un avión y un tren.
– Toma, ni yo…

4 comentarios

  1. Y qué tal estuvo la película?
    Saludos.


  2. Delusidecolóooooo, delusidecolóooooo….


  3. Hijos de perra estos de Renfe, además los cacahuetes te dan ua sed que te bebías el agua de los conductos del aire acondicionado. es una estratagema(gran palabra) para que consumas más refrescos! Conclusión: Renfe is a Trademark of the Coca-Cola Company


  4. Jajajaja no te creo, no puede ser. Yo no hubiera subido al mismo tren que la abuela de “Maldita zorra, vas a desear no haber nacido”. ¡Que miedo!



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: