h1

24 agosto, 2005

Para el que no lo sepa, Interraíl es un pase que te da derecho a subirte en cualquier tren de Europa (depende de las zonas que elijas), siempre y cuando viajes en segunda. Te da derecho a subirte, pero no te asegura el sentarte. Si el tren está lleno, debes bajarte o bien sentarte en el suelo. O, por el contrario, empezar a pagar suplementos por cada comodidad que quieras. ¿Asiento? Sí hombre, sí: 3 euros. Cama? Sí hombre, sí: 15 euros. Y así hasta el infinito y más allá.

Al principio eso nos daba igual. Somos cinco amigos muy jipis. Decíamos: “Bah, es igual! Si no hay sitio, nos sentamos en el suelo!” (a partir del segundo viaje sin asiento, pagamos el suplemento para no repetir la experiencia), “Bueno, si no encontramos albergue, dormimos en la estación!” (A partir del tercer día, dormimos en hoteles), “Nah, con un bocata pasamos el día! Ya comeremos a la vuelta!” (Durante el viaje he engordado, y eso que caminaba una media de 20 km al día).

No, amigos: ser hippie no es fácil. Debería haber cursillos para prepararte (Nuevo cursillo CCC de hippie: de regalo, un perro sucio y una flauta). Me decía un amigo: “Es una experiencia muy chula! Vivir el día a día, sin saber qué harás el día siguiente, ni dónde dormirás…”. Mierda pa él. Allí la gente iba con su mochilica y su palm, consultando el planning de actividades que habían programado con meses de antelación. “Los momentos en tren pueden hacerse largos, pero es una gozada ver paisajes diferentes”. Los cojones. Suerte que iba con mi Ipod recién estrenado, para pasar el rato. “Conocerás un montón de gente, mochileros como tú, con un buen rollo impresionante!”. A la que alguien me pedía la hora, me agarraba a mi mochila y gritaba “socorro! Un yonki me quiere robar!”. “Viajar es lo mejor para desconectar del trabajo”. Palacio Pitti, Florencia. “Nen, qué haces tú aquí?”. Me giro, y Jordi, mi compañero del curro, sentado al lado mío, con toda la familia. “Lo mejor es mezclarse con otras culturas, conocer otros estilos de vida, manjares exquisitos típicos de cada país…” Que no os engañen, amigos; son falacias: un Big Mac es igual en Badalona que en Brindisi.

Lo peor es ser hippie a traición, como me pasó a mí. Dos días antes de salir de viaje, quedamos los cinco amigos para ultimar detalles. “Oye, ¿qué os vais a llevar de ropa?”, pregunté. “Nah, dos camisetas y dos pantalones”. Y así hice yo. Cuando llego a la estación, veo que sus mochilas están más llenas que las mías. “Pero, ¿qué habéis metido ahí?”, “Nada, cinco pares de pantalones, seis camisetas, dos camisas de arreglar, tres pares de zapatos y el vestido de comunión de mi hermana, que nunca se sabe”. Malditos Judas. Allí iba yo con mis dos camisetas roñosas y mis dos pantalones cortos, sintiéndome un guarro, a los cinco minutos de haber empezado el viaje. Apuré la ropa lo que no está escrito. Cuatro días con lo puesto. Uno sabe que su ropa está sucia cuando tira los gayumbos contra la pared, se enganchan durante dos segundos y finalmente caen. Uno sabe que su ropa apesta cuando tira los gayumbos y tardan 45 minutos en llegar al suelo. Uno sabe que sus amigos le han hecho ser hippie a la fuerza cuando tira los gayumbos contra la pared y ellos sólos reptan hasta llegar al techo.

Es por ello y por más cosas por lo que quiero rendir tributo desde aquí a los hippies. No es fácil, amigos. Y espero que nunca se vean en la obligación de ser uno de ellos.

11 comentarios

  1. Anda que no tengo yo historias de cuando hice el interrail… todas penosas, por cierto.
    Me alegra verte de vuelta. Ya pensaba que pajas mentales se había ido a tomar por culo, dicho pronto y mal.


  2. Pajasmentales es como los Rolling Stones: siempre acaba volviendo.

    Por cierto, Kumori, estuve en Bélgica tres días. Igual hasta nos cruzamos! Un abrazo


  3. Genial,jajajajaja. Menos mal que pajas mentales ha vuelto, si no ¿cómo me iba a descojonar en el curro?

    enga un abrazo y a seguir pajeándose


  4. En mi modesta opinión,los primeros jipis no tenían más remedio que ser eso… Jipis. Luego salió un montón de gente que los imitaba por moda.
    Me he reído mucho con tus experiencias y tus gallumbos :P


  5. pero el viaje bien, ¿no?


  6. Sí, sí! Lo peor de todo es que me lo pasé de puta madre y lo repetiré en cuanto pueda.

    El ser humano es así de contradictorio. O no.


  7. tan cerdo como siempre :D, espero q tengas alguna experiencia escabrosa-sexual que contarnos del viaje en próximos capitulos…o no..


  8. Menudas mariconas sois tu y tus amigas.

    pero mariconas, mariconas.

    Aparte de pijas.

    He visto novias el día de su boda quejarse menos que tú.


  9. Menudas mariconas sois tu y tus amigas.

    pero mariconas, mariconas.

    Aparte de pijas.

    He visto novias el día de su boda quejarse menos que tú.


  10. de verdad te crees hippie??

    la verdad que por lo que contas no tenes la menor idea de lo que es ser hippie..

    con solo decir que tienes un ipod..

    te quejas por viajar sentado en un tren!?
    seguro que eres de un pais del primer mundo.. yo viajo todos los dias en un tren y nunca tengo aciento


  11. yo estoy deacuerdo con lo q a dicho RODRIGO; no te kiero ofender pero no tienes ni puñetera idea de lo q es ser hippie.

    no es decir q yo este mu metia en ese mundo pero si q voy encamina…

    se nace no se hace



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: