h1

Operación límite: cuesco

30 abril, 2006

Comenté hace poco (aquí debería linkar la palabra “poco” con el post que seguido mencionaré, pero me da pereza; buscadlo vosotros, cabrones) que me iba a emancipar con unos amigos. Bien, ya está hecho. Durante los próximos días seguro que hablaré más sobre la sensación de libertad, la autorealización y demás polladas dignas de un libro de Corín Tellado (¿aún vive?). Lo que hoy quiero destacar es lo que para mis adentros he bautizado como “Operación Cuesco”.

Me explico. Vamos a vivir al piso 4 amigos. Dos de ellos los conozco desde mi época del instituto, y me fui de interrail con ellos (aquí, la palabra interraíl debería linkar con el post en el que lo explicaba, pero bla, bla, bla, cabrones). Al otro compañero lo conozco desde hará unos siete años, de la primera kedada internetera que hice. Desde entonces nos hemos hecho muy amigos. Pero este chico y los otros dos no se conocían hasta hace un mes, y digamos que yo soy el vínculo entre ellos. Eso, en parte, me hace sentir algo incómodo por el hecho de que quiero que se lleven bien (y de momento, lo estoy consiguiendo, y creo que se llegarán a ser grandes amigos), pero hasta que no llegue el día en que yo vea que se tienen tanta confianza entre ellos como conmigo no estaré tranquilo del todo.

Y ahí viene la Operación Cuesco. He estado dándole muchas vueltas al asunto y creo que hasta que no se tiren cuescos unos delante de otros (en sentido figurado, no me refiero a que uno ponga su culo delante de la cara del otro y suelte una ventosidad; eso ya sería exceso de confianza) el grupo no estará unido totalmente. Así que esa es mi misión: conseguir una convivencia en la que cualquiera se pueda tirar un cuesco sin incomodar a nadie.

Ayer empecé yo, para romper el hielo. Me tiré un cuesco tan grande que pensé que perdía la vida por el culo. Por un momento llegué a temer que no fuera un simple cuesco, y que se trataba de un peo con caldo (you know what I mean). Total, que en un intento de aúnar el grupo, casi tengo un desgarro anal. Y los tres me miraron con cara de ¿Pero qué haces, hijoputa?”.

En parte he conseguido lo que quería. Ahora el grupo está muy unido. Pero se han unido en contra mía. ¿Qué hago ahora?

14 comentarios

  1. Pues es bien obvio, consigueles una zorra y que todos tiren con ella, asi todos estarian contagiados de alguna infeccion venerea y serian “hermanitos de chancros”, por ejemplo. Aunque lo del pedo es buena idea, a mi no se me habria ocurrido.


  2. Sea como sea has conseguido que se unan. Algo es algo.
    Según mi experiencia hay pocas cosas que unan más entre los tios que una play (con 4 mandos… que si no se arma la gorda) y unos porrillos. Prueba con eso, a ver que tal


  3. Lo de la play es buena idea, pero si no funciona, persevera con lo de los cuescos. Una de dos, o finalmente consigues romper el hielo a base de pedos y creas una convivencia armonica, aunque maloliente, o bien logras que piensen todos ellos que eres un autentico cerdo con tirantes y se marchen indignados en busca de otro piso donde vivir sin tener que estar oliendo tus pedos todo el día.

    Como puedes ver,hagas lo que hagas, se convertirán en grandes amigos. Pero a ti te odiarán y cubrirán tu nombre de verguenza allí donde vayas. Justo como Judas, otro gran incomprendido de la historia, que por querer unir mas a su pandilla de amigos decidió gastarle una bromita al jefe del grupo y al final todos se cabrearon con él.

    PD: Comenzar hablando de tus pedos y acabar hablando de Jesucristo…Esto si que tiene miga…


  4. yo diria que actuaras como chanquete, o eso lo soluciona o mueres en el intento :P


  5. Tienes razón, por ejemplo yo sé que estoy enamorada cuando el tipo se tira un peo delante mio y no me molesta y en caso de molestarme soberanamente significa que no lo estoy. Este metodo no falla.


  6. yo creo que lo mejor es que te masturbes delante suyo, para terminar de rematarla…


  7. hace tanto que te tiraste el pedo que ya ni nos acordamos, chavale…


  8. Curioso el tema de las ventosidades. Cuando el pedo es de uno propio incluso parece que huele bien, pero cuando es un pedo ajeno te huele asquerosamente mal.


  9. El caso es no estar conforme. Llévatelos de pilinguis y que viva el almíbar


  10. Ande andas??? Te han echado del piso por guarro???


  11. Definitivamente, creo que ha intentado tirarse un pedo tan enorme que se ha roto el culo. Ahora mismo, debe estar en un Hospital, acostado boca abajo y con un tubo de suero por el ojete……brrrrrrrr!!!

    Cap0, escribe pronto hombre, que estamos en un sinvivir.


  12. vuelve a casaaaa, vuelve a casaa yaaaaa ♪

    me pregunto si a estas horas el olor en el apartamiento de Cap0 se habrá disipado………


  13. quiero pensar que ya viste “la caida de edgar” en youtube. Es un fenómeno.

    ya postea


  14. Soy una chica cool, y me gusta el humor inteligente.
    Poyadas!! Esta mierda de post de cuescos es cn q el mas me he reido de todos!!
    Un webazo de años de evolucion para esto…



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: