h1

El infierno era esto

12 junio, 2008

Cada uno se imagina el infierno de una forma. Así, el infierno de Lucía Etxebarría debe ser un lugar en el que los ordenadores no tienen la función copy&paste. El de De la Vega sería Corporación Dermoestética. Y el de Loquillo, un lugar donde siempre sonaran sus canciones.

Yo conocí mi propio infierno hace unos años, en el hogar materno. Se me ocurrió introducir a mi señora vieja en el mundo de Internet. Y lo hicimos por algo aparentemente sencillo: el chat. Entramos en el canal #más_de_30. No deja de ser curioso, ya que mi madre tenía 45 años, por entonces. Pero bueno, más de 30 tenía. No engañaba a nadie. Como mucho, a ella misma.

– Mira, mamá, tú hablas con la gente. Puedes hablar para todo el mundo, o hablar con alguien en privado.

– Ay, no, no, que me da mucho miedo.

– Pero, ¿miedo de qué, mamá? Sólo hay que escribir.

– Que no, que en el internet sólo hay gente mala, violadores y eso.

– ¡Qué va, mujer! Ya verás, clica en el nombre de alguien y charla con él.

– Que no, que me va a hacer algo.

– ¡Hazlo!

Mi madre clicó encima de “Coyote49”.

<mimadre> hola

<Coyote49> PUTA ZORRA GUARRA TE VOY A FOLLAR

Mi madre empezó a gritar: “Apaga, apaga, apaga!!”.

Me llevó dos días convencerla de que eso era un hecho puntual y que no pasaba nada, que lo volviera a probar. Lo volvió a probar, y esta vez me costó una semana volverla a convencer que la gente, por lo general, no decía guarradas en los chats. Creo que al final le cogió el gustillo.

El caso es que eso la animó a seguir probando suerte con las nuevas tecnologías. Hasta el punto que le regalé una webcam. No era raro llegar a casa y ver a mi madre en pantalón de pijama, blusa, y perfectamente maquillada, para que sus amigos (entre ellos, Coyote49), vía webcam, vieran que siempre iba monísima.

Pero claro, las cosas se iban complicando, y mi madre quería saber más sobre nuevas tecnologías. En mi trabajo aún lloran de risa al recordar una conversación telefónica con mi madre.

– Sí, hola, mamá… Dime… Sí… ¿La webcam no va? No sé, ¿qué le pasa? … Pues ni idea, si no se enciende debe ser algo chungo. ¿Se te ha caído? … No, ya… Sí, nunca se te caería la webcam… Te recuerdo que una vez, siendo yo bebé, no me cogiste bien y me caí al suelo, pero volvamos a tu querida webcam… Sí… No sé… ¿Está enchufada? … ¿Cómo que qué quiero decir? ¡Que si está enchufada! … ¡Pues como lo vas a saber, mamá! ¡Mirando si el cable está conectado al enchufe! … ¡El cable! ¡EL CABLE, MAMÁ! ¡¡¡EL CABLE!!!

Efectivamente, la webcam no estaba enchufada, y tras un “ay, gracias, bonico”, colgó. Pero ya era tarde y mis compañeros estaban haciendo mofa y befa de mí. Si fuera americano, sería un “fuckin’ motherhacker

Pues bien, volviendo al tema del inicio, ése es mi infierno. Un lugar con miles de señoras mayores, con ordenadores, y haciéndome preguntas de todo tipo. “Oye, ¿cómo se abren los puertos? ¿Minimizar cuálo es? Oye, ¿yo tengo el Esquipe ése? ¿Me instalas Google?”. (Todas estas preguntas son reales, y me las ha hecho mi madre).

Afortunadamente, conseguí emanciparme y escapar de aquel infierno. Pero sólo fue un espejismo. En mi nuevo trabajo, una compañera, de la edad de mi madre… acaba de… comprarse… un Iphone. A ver cómo le hago entender que se dice “Aitiuns” o “itunes” y no “intuni”, o que la palabra “wifi” realmente existe, que no se ría cada vez que la digo.

20 comentarios

  1. Ah! qué ternura desprenden las madres. La mía no conoció las actuales nuevas tecnologías. Se quedó en el “vidrio” VHS.


  2. Siempre me ha hecho muchísima coña la incapacidad a partir de determinada edad para adaptarse a las nuevas tecnologías; y de hecho; si escuchasen a quien les explica las cosas creo que no habría dificultad; jajaja; pero no se que pasa que por más que lo intentas parece como si no te estuviesen escuchando; o le diesen la vuelta a lo que estás diciendo…Supongo que cuando nos toque a nosotros nos pasará lo mismo; aunque espero morir antes de haber llegado hasta tal punto; porque ahora mucha nos hace mucha gracia; pero nos convertiremos en uno de esos “seres” que no son capaces de
    adaptarse a lo que les rodea…y seremos unas “piltrafillas” incomprendidas; de las que ser reirán;jajaja; entonces nos acordaremos de nuestros queridos viejos y pensaremos: “joder…para que coño me habré reído yo!”…jajaja


  3. Tengo un amigo que trabaja dando clases de informática a personas mayores, supongo que encabezaría tu lista de “trabajos de mierda” xD


  4. Sí, son la monda. Un día mi madre se pegó un guarrazo en su casa y no se podía levantar. Me llamó y tras varias llamadas de socorro solucionamos el tema. A todo esto la vecina de mi madre ( en adelante Julia que así se llama) entró en casa de mi madre. Le expliqué lo que había pasado y le comenté que ya le había grabado su teléfono en el móvil de mi madre. Y ya sabe cómo funciona??? – Sí, le contesté. Me despedí de las dos y bajé las escaleras hasta llegar al portal donde me encendí un cigarrillo esperando que parara de diluviar cuando escucho la siguiente conversación:

    – Julia: Alejandra, pero de verdad sabes cómo funciona el teléfono???

    Mi madre: Sí, ya verás. Abro la tapa, le doy a este botón, busco tu nombre y apreto aquí.

    Ambas puertas estaban abiertas por lo que me permitió, aparte de escuchar la conversaición, comprogar que el teléfono de Julia funcionaba.

    Julia: Me suena el teléfono, voy a ver.

    (la veo cruzar de una puerta a otra)

    Julia: Sí ??? Ah, pues sí que fundiona !!!

    ( la veo cruzar de nuevo a casa de mi madre)

    Esto pasó por no explicar antes lo que significa una llamada perdida. : ))

    Me permitís que explique otra???? Gracias.

    Estaba yo de vacaciones cuando mi jefa decidió trabajar ese mes de Agosto. Vendré algunos días, me dijo. – Pues vale, yo no pero si me necesitas estaré en la playa bronceando mi michelín. Ok.

    A los tres días de estar de vacaciones pasa lo siguiente:

    Jefa: Raquel, Raquel, no sé lo que ha pasado pero se han borrado todas las facturas y los albaranes del programa.

    Yo: Qué has tocado???

    Jefa: Nada, yo no he tocado nada, te lo prometo.

    Yo: Pues si no has tocado nada no te preocupes que al igual que se han ido ya volverán. Estarán de vacaciones como yo.

    Jefa: No, en serio te lo digo Raquel. No he tocado nada pero no te preocupes que acabo de hacer copias de seguridad.

    Yo: Y qué se supone que has grabado en esas copias??? Los NO albaranes y las NO facturas??? Que lo has hecho por si existía alguna duda que hubiesen más pruebas de que han desaparecido???

    En fin… Historias para no dormir.

    Perdón o no por el rollo pero hoy tengo ganas de rajar. Debe ser que ha salido el sol y me ha cargado las pilas. : ))


  5. ( comentario por si a alguien se le ocurre meterme la bronca)

    Ostias, sí que ha quedado largo !!! Bueno la culpa no es mía, en todo caso tuya por no poner límite de caracteres.


  6. Grandes verdades en tu post. Pero no estoy de acuerdo en que la incompetencia tecnológica sea patrimonio de las personas mayores, que tambien hay gente joven bastante inutil a la hora de apretar un botón. Y no todo el mundo es capaz o está dispuesto a abrazar nuevos conocimientos o adaptarse a nuevas circunstancias.

    Un saludo.


  7. […] ¿Cuál es tu infierno?pajasmentales.wordpress.com/2008/06/12/el-infierno-era-esto/ por anakyn hace pocos segundos […]


  8. JAJAJAJA, “wifi” dice, que cachondo, es que se inventa cada cosa… WI-FI-WI-FI-WI-FI… me parto…


  9. Madre en un ordenador que no es el suyo:

    – Jordi!!no encuentro mi correo!
    – Donde lo tienes?
    – En el ordenador…
    – ya.. me refiero en que página…
    – En favoritos pero en este ordenador no esta!¿porqué?


  10. ¿El mando a distancia entra dentro del concepto nuevas tecnologías? ¿Sería entonces la primera nueva tecnología? ¿Cuál es si no la primera nueva tecnología? Porque algún día tuvieron que empezar, digo yo…


  11. felicidades guapoo!!!!!
    Supongo que todas las madres seran asi. La mia todavia no entiende que el botón verde es para descolgar y el rojo para colgar.
    En fin…….


  12. Para mi enorme suerte mis padres ni se acercan a mi ordenador, y mucho menos intentan aprender. A veces tienen problemas hasta con el mando del TDT…

    Pero he tenido clientes. El que recuerdo con más cariño fue uno de 84 años que estaba haciendo un cursillo de nuevas tecnologías en su pueblo (por decir un nombre diremos Alcoi), y estaba ilusionadísimo con su sobremesa nuevo comprado en una gran superficie (por poner diremos El Corte Inglés). Como en casi todas las puestas en marcha de equipos que hacía el hombre me preguntaba las cosas típicas del que empieza, hasta que al final me dijo: “Bueno, si me lío ya le diré al profesor del curso que se pase por mi casa a explicarme”. La glòria te guanyaries, nen.


  13. Yo he vivido tres años en el infierno .
    Yo he sido profesor de informática en un centro de adultos.


  14. Una pregunta: ¿crees que debo escribir el escatológico Blog-Libro “Hoy no me he cortado las uñas”, o, por el contrario, le debo ahorrar esta basura a la Humanidad?
    Espero tu sincera respuesta en mi blog, a ser posible en la entrada llamada “La Portada”.
    Anticipadamente:
    Hell Agus
    Saludos.
    http://hellagusmanicurafrancesa.blogspot.com/


  15. Para mi el infierno es mi suegra. Cuando a mi cuñado le falla el ordenador dice: “Ya vendrá Albert a mirarlo”. Ves tu hijaputa!!


  16. Me has dejado muerta… de risa. Qué bueno. La verdad es que nadie nace aprendido y las nuevas tecnologías vuelan, que no? Pobres, bastante hacen que lo intentan, no? Ay, cuánto tienen que aguantar las madres!!

    Saludos!


  17. x-D Genial, oye cada vez me cae mejor tu madre, tienes muchísimos posts sobre ella, deberías recogerlos todos y hacer un libro. Creo que sería un superventas.


  18. Tu madre es la mejor,jajaja

    Mi madre ronda los 50 y no es capaz de animarse a probar con internet, ni siquiera ha escrito un mail en su vida!!!! te admiro por conseguir que en una semana tu madre chateara después de su primera experiencia,yo llevo años intenando que mi madre, sencillamente escriba un mail o navegue y no hay manera.


  19. Lo de “¿me instalas el google?” me lo dijo hace un par de meses una chica de ¡¡¡¡15 años!!!!.
    Eso sí que tiene delito.
    También quiere usar su messenger sólo en mi ordenador porque es ahí donde lo instaló ?¿?¿?¿?¿?¿?¿?. En fin…¬¬


  20. Jaja oh dios hacia años que no me reia así (sin la ayuda de drogas quiero decir XD).

    Me estoy leyendo todas tus entradas =)
    Tu blog es perfecto para amenizar tardes de resaca.

    Hasta otra tio



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: