h1

Decoración del hogar

15 agosto, 2010

Hace un par de meses, paseando por mi barrio, vi un montón de gente hurgando entre la basura. Vivo en el Raval de Barcelona, por lo que no vi nada raro en ello. Hasta que me fijé un poco más y pude ver qué había en el suelo, que tanto jaleo estaba montando entre las personas que estaban allí. Al parecer, una tienda de discos de vinilo había cerrado y había tirado a la basura los artículos que nadie quería. Y allá que fui a ver que encontraba.

Lo que allí había era glorioso. Lo peor de cada casa. Cinco minutos después salía de aquel callejón con varios discos bajo el brazo, que ahora decoran una repisa de mi casa, y que paso a detallar a continuación.


Quizá el más mediático de los discos que allí había. Glenn Medeiros sólo tuvo dos éxitos durante su carrera: “Nothing’s gonna change my love for you” y su versión en castellano “Nada cambiará mi amor por tí”.


A la derecha del dandy Medeiros, se sitúa el archiconocido Ignacio Ramos, un señor que podría ser tu abuelo en los 70. Esas gafas diseñadas por Satán sólo son superadas por esa cara que tiene, como diciendo “quién me iba a decir a mí, siendo tornero fresador, que iba a acabar grabando un disco”. El precio de este disco era de 1 euro, e incomprensiblemente, nadie lo había comprado y había acabado en el mismo sitio en el que acabó su carrera musical: en el cubo de la basura.


También había una amplia oferta para los más pequeños de la casa, ya sean niños o midgets: Tito y Tita, en una foto sacada en el descampado que había detrás del orfanato de donde los sacaron. Con una pose como de haberse caído de un quinto piso, Tito y Tita acabaron chupándola en el párking del Pryca de San Adrià del Besós a cambio de un chute de heroína. Pero ni por esas tuvieron la misma suerte que su admirado Enrique del Pozo y cayeron en el olvido.


Uno de mis favoritos: Tela Marinera. Que es lo que debió pensar el mánager de estos dos quillacos cuando le dijeron que querían grabar un disco. A juzgar por sus caras, ninguno de los dos quería estar allí. Quizá tienen esa tristeza en la mirada porque, por un instante, han sido conscientes de lo patético que resulta todo. No se aprecia del todo bien, pero abajo, a la derecha, se intuye el nombre de la discográfica que se atrevió a publicar el disco de los Tela Marinera: “SNIF”. Muy explicativo, ¿no?


Richard Clayderman, el hombre del pelazo. Sólo diré que no me parece una buena idea que el título del disco incluya la palabra “niño”, teniendo en cuenta la pinta de pederasta que tenía en esa foto.


Aquí tenemos a Luciana, que en un grito desesperado ha titulado su disco “Quiero tu vida”. Cuánta sinceridad no habrá ahí. Cuán desgraciada debe ser Luciana para querer cambiarse por cualquier persona. Incluso una persona que haya comprado su disco.

Esos ojos están muertos, esos ojos han visto cosas terribles. Pobre Luciana.

Y mi favorito:

El gran José Vélez, el hombre que con dos de sus dientes podría abastecer todos los huecos que hay en la boca de todos los miembros de Extremoduro. Alguien le dijo a José que era una buena idea salir en la contraportada de su disco con pantalón pijama y chaqueta de cuero. No en vano su disco se llama “Aventurero”. Y eso es lo que hacen los aventureros, ¿no?
Sin embargo, lo mejor de este disco no es la foto, sino el título de la segunda canción:

“Hay un hombre tirado en la calle”. Sí, José, es el técnico de sonido, que ha saltado al vacío. Me parece maravilloso que alguien tenga el valor de escribir sobre un tema tan tabú aún hoy día como son los hombres tirados en la calle. Bravo, José. Lo volviste a hacer.

P.D.: Perdonad la calidad de las fotos, mi móvil no tiene una gran cámara. Y coño, que esto es un blog cutre, si esperábais que viniera la puta Annie Leibovitz a hacer fotos de discos de vinilo que tengo en casa, vais apañados.

P.D.2: Las vacaciones, como podéis ver, me están sentando muy bien.

17 comentarios

  1. a cada frase que leo me parto más la caja


  2. Ignacio Ramos, tambien conocido como Jefe Brody http://tinyurl.com/3xm8vj7


  3. Pues mira tú, los de tela marinera me recuerdan a la pareja Gomaespuma.

    En cualquier caso, es material de primera para su esudio en Vicisitud y Sordidez, creo yo.


  4. envidio la estantería que te ha quedado. tuviste un golpe de suerte, eh?


  5. El de la camisa blanca de Tela Marinera se parece sospechosamente al charcutero de mi barrio, mañana me acerco a por mortadela y salgo de dudas…


  6. Dios, que peshá reír. Hasta mi novia se partía el pecho (y no especificaré cuál)


  7. Vale que en tu barrio la gente arrample con todo lo que asome de un contenedor de basura, pero que en lugar de comerte tu parte o ponértela a modo de ropa decores las paredes de tu queli (¿es con cu o con ka…? :S Putos cabrones de la RAE) es otro nivel de miseria, ¿no? Vamos, que eres el Super Mario crecido con setas del Raval, majete.

    (PD: ¿Cuánto pides por el disco de Ignacio?)


  8. Ah, me olvidaba: cuando yo era menos viejo y me quedaba un atisbo de amor propio, vi en la madrileña calle de Hortaleza un frenesí parecido. Pero la tienda que había cerrado era un sex shop. Cómo brillaban esos ojos, señorrr.


  9. Qué suerte, encontrarte estos tesoros por la calle. Y yo que lo máximo que me he encontrado fue un mercadillo – me llevé el vinilo de final countdown de europe y el use your illusion I por 1 euro los dos.


  10. Cap0: no me digas que el Ríchal no es una monada


  11. Inconmensurable. Me encanta ese crisol de cultura musical que has conseguido aunar en tu salón y envidio tus próximas fiestas en las que des buen uso de ellos.

    P. D.: Se te echaba de menos, ladrón.


  12. A mí me parece que Glenn Medeiros tuvo el mismo efecto que Alex Ubago, no me extrañaría que algún día estuviera en algún aparcamiento diciéndome donde aparcar para luego tener que darle un euro.

    Aunque Luciana también me da pena, la pobre… ¿No ves la postura que tiene en la foto? La típica postura de “a ver si así consigo tirarme los cuescos que tanto deseo porque tengo gases”


  13. He buscado en Intenné lo del tal Ignacio Ramos y no me sale nada. Me da que es un fake perpetrado por el autor de este bloj. Probablemente haya sacado esa fotaca del álbum familiar.


  14. Lo que he tardado en leer el post entero por el descojone…dios que risa


  15. ¿el tal Ignacio Ramos aún vive? Hay que intentar volver a relanzar su carrera

    http://tuentiando.blogspot.com/
    http://twitter.com/Tuentiando


  16. Vaya post más épico macho. Antológico. Se ve que lo vas construyendo poco a poco y que va de menos a más. Yo también hablé un día del mítico Glenn y sus dos éxitos (english and spanish) pero lo que viene después supera todo lo imaginable. Me parrrrto!


  17. La información que se da sobre los artistas Tito y Tita es TOTALMENTE FALSA. Parece mentira que se puedan publicar cosas como estas.
    Ni la foto está tomada en un descampado, ni fueron sacados de un orfanato, ni callerón en el olvido.
    Siguieron cantando hasta 1998 y todavía, en la actualidad (2011) colaboran en algunas actuaciones, aunqnue ya por separado, en fiestas de su localidad y algún otro acontecimiento.
    Viven en León y Tito tienen una importante empresa de contratación de artistas.
    Un poco más de seriedad por favor.
    Un admirador de Tito y Tita.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: